jueves, 24 de enero de 2013

mi interior de alfa a omega



Dedicado a las  Víctimas de la Violencia de Género, a las educadoras que les atienden en las Casas de Acogida.

alfa
¿De dónde saldrán
los versos, tan
blancos?, si el
corazón desgaja
cada día
lágrimas y penas
¿de dónde surgen
palabras, tan
dulces?
Estando frente a un espejo
tan amargo
cada día
¿de dónde
tanta belleza
desprendida?
omega
La voluntad
de cambiar
lo negro en blanco
que no me tuerce el destino
ni me ennegrece
la voluntad de cambiar
lo oscuro en luz
que no me deja de lado
en el abandono
la voluntad de querer
la voluntad.    
                                  
Aurora Gámez Enríquez
www.presidentagrupoalas.blogspot.com

domingo, 7 de octubre de 2007

V CENTENARIO DE LOS VINOS DE MÁLAGA

Al vino


I

Con Lágrima aviva
el buen paladar
la noche entretenida de placer
venia y libertad.

II

Quitapenas leva
lunas de pasión
evadiendo a la vida entretenida
como a la razón.

III

Virtuoso acompaña
mesa, exquisitez,
disfrute calidad de vida fina,
dime ¿lo soñé?

IV

Ebria de arrebato
uncida razón
el buen escanciador le regalaba
sentidos en flor
.


AURORA GÁMEZ ENRÍQUEZ,
libro V Centenario de los Vinos de Málaga
Poetas Malagueños le cantan a sus vinos.
publicado por la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía.
Coordinado por Encarnación Perraut Ruíz
Portada: González Bueno
ISBN:978-84-8266-719-5
Málaga, 2007

domingo, 23 de septiembre de 2007

AURORA EN WALLADA I


el nogal y el cielo
.

Publicado en la Colección de poesía Wallada,
en Dardo, antigua imprenta Sur
Málaga, 2001

.





dedico estos poemas a antonio, ana, pepe, isabel, loli, maría y sebastián,
con quien compartí niñez y vida.
.
.
.

I
.

el nogal y el cielo
yo niña y luz
sola y unida

el camino, el canalizo
el agua, el susurro del viento...

yo

el matranto oloroso
sobre la piedra de lavar

el cañizo, el viento
la luna y yo

sola y unida


éramos seis

siete

ocho

éramos seis
juntos

separados
.
.
.

II
.



la ventana del estudio da al oeste
puedo contemplar
el cielo
inexplicablemente violeta de Coín

éramos seis
siete
ocho
éramos seis
juntos
separados
.
.
.



III
.

sentimientos
y suaves recuerdos
de mi niñez
afloran
dando vida al paisaje

el tiempo no existe

éramos seis
siete
ocho
éramos seis
juntos
separados
.
.
.

IV
.


se pone el sol
por el cerro carranque
los llanos
resplandecen de luz dorada
que lentamente
da paso a las mágicas
horas violeta

éramos seis

siete

ocho


éramos seis

juntos

separados
.
.
.



V
.


y el agua transcurría
limpia y eterna
el canalizo fresco
aparecía lento
entre retamas verdes
limos y algas preñadas
de primaveras claras

mis ojos contemplaban
remolinos y ondas
efímeras como la mismidad
del transcurrir del agua

el tiempo se imprimía
con pasos silenciosos
en el recodo íntimo
de mi ser cristalino

éramos seis

siete

ocho

éramos seis

juntos

separados
.
.
.

VI
.


el nogal me mecía
en sus ramas de estío
con suavidad de madre
me acogía su manto
de frondosas quimeras

el viento me acunaba
con su fluir constante
componiendo su música
haciendo estremecer las hojas
de los vecinos chopos

éramos seis

siete

ocho

éramos seis

juntos

separados
.
.
.


VII
.

el firmamento al fin
fijaba su rutina
en mente tan pequeña
para crear un mundo
de idílicos recuerdos
la niña se formaba
respirando el perfume
templado de su huerta

éramos seis
siete
ocho
éramos seis
juntos
separados
.
.
.

VII
.

en el horizonte añil
de mis sueños
transitan sin frontera
los recuerdos felices
de mi niñez lejana

somos seis
siete
ocho
somos seis
diecisiete
veintiocho
solos
unidos